En el cambiante escenario del marketing digital, un estudio reciente de Integral Ad Science ha arrojado luz sobre un aspecto crucial: la importancia de la coherencia en la publicidad. Este estudio, titulado «Seguridad de Marca: la Perspectiva del Usuario en España», destaca cómo la alineación de valores personales con las marcas es cada vez más decisiva para los consumidores.

Sorprendentemente, el 90% de los consumidores en España valora positivamente la idoneidad del contenido que acompaña a los anuncios en línea. Sin embargo, existe una creciente preocupación, ya que el 67% ha percibido un incremento en el contenido inapropiado en la red durante el último año. Entre este contenido, el terrorismo, la violencia y la violación de derechos humanos, así como los temas relacionados con contenido adulto y drogas, encabezan las preocupaciones.

Este escenario plantea un desafío significativo para las marcas. Cuando los anuncios se asocian con contenido inapropiado, se produce un impacto negativo directo en la percepción de los consumidores. De acuerdo con el estudio, un 55% de los encuestados afirmó que su confianza en una marca disminuiría si su publicidad se mostrara junto a contenido inadecuado. Además, más de la mitad consideraría dejar de usar productos o servicios de una marca en tales circunstancias.

La relación entre la publicidad y los medios de comunicación también es un factor clave. Una gran mayoría de consumidores muestra desconfianza hacia la publicidad en medios que promueven noticias falsas. Un 58% manifestó sentirse menos inclinado a favor de marcas que se anuncian en sitios de noticias falsas o medios de desinformación. Esto resalta la importancia de que las marcas respalden el periodismo responsable, algo que es valorado por el 90% de los consumidores españoles.

Este estudio subraya la necesidad de que las marcas y sus equipos de marketing adopten una postura proactiva en la protección de su imagen y reputación. La selección cuidadosa de los canales de publicidad y el alineamiento con valores éticos y sociales se han convertido en elementos fundamentales para mantener y aumentar la confianza del consumidor. En un mundo digital en constante evolución, la coherencia y la responsabilidad de marca son más relevantes que nunca.